Una mentalidad fuera de línea

20180315_104506

Conversemos sobre cine para comenzar. ¿Viste en algún momento la película “Aprendices fuera de línea”, o también conocida como “Los becarios”? Si no la viste, te cuento que está protagonizada por Vince Vaughn y Owen Wilson. Si la viste, recordemos el argumento: Se trata de dos vendedores de relojes que se encuentran ante una encrucijada en su trabajo y deciden presentarse como becarios en Google. Superan el primer filtro debido a sus respuestas poco comunes, aunque luego son relegados al grupo de los poco populares.

En una serie de sucesos muy típicos de la cinematografía norteamericana –plagado de cliches– fortalecen a su grupo, conforman un equipo a la vez que conviven durante un tiempo en las mismísimas oficinas de Google, lo cual es suficiente para descubrir la cultura organizacional, la metodología de trabajo y el ambiente creado que es envidiado por numerosas organizaciones de todo el planeta.

¿Por qué te cuento de esta película? Porque “Aprendices fuera de línea”, en un primer momento, me llevó a lo que el objetivo del gigante de internet perseguía: que quisiera trabajar allí. ¡Viendo ese mundo mágico me quería mudar a Mountain View en este preciso instante! En sus espacios descontracturados, con gente loca que está fuera de todo lo estructurado, aplicando metodologías ágiles, OKR’s, desempeñando tareas en equipos por objetivos concretos y teniendo posibilidades infinitas de desarrollo y crecimiento. Sin embargo, luego tuve una pequeña revelación: “¿Es realmente Google el lugar donde todos queremos trabajar?”, o quizás es una metodología de trabajo que va más allá de las organizaciones y tiene que ver más con la mentalidad, con la actitud.

Sigamos pensando en ese sentido. Cualquier organización puede tener como Norte llegar a que su ambiente laboral sea como Google, aun sabiendo que es una utopía inalcanzable, pero es en el proceso donde se encuentra lo sustancial. Quizás mi empresa no llegue nunca a generar un clima de trabajo como el de Google, pero en el camino hacia eso vamos a comprender que logramos cosas muy positivas y que en esa construcción colectiva se creó una nueva metodología: la de mi organización, con los atributos de la personalidad de mi empresa, con los aportes de sus miembros, con una cercanía a la realidad.

Y se puede hacer más interesante: llegar a crear una nueva metodología –que hasta Google nos puede envidiar- pasa por realizar cambios en la cultura organizacional que no son rápidos ni fáciles, pero que merecen la pena (o merecen la alegría, como decimos con Luis David y Blanca). El camino puede ser este: el de cambiar la actitud ante los desafíos, la forma de ver las cosas, superar a los “Aprendices fuera de línea” para alcanzar una Mentalidad fuera de línea. Imaginalo. Se trata de hacer diferente, de pensar diferente, de no tener miedo a superar estructuras, a romper con el “siempre lo hicimos de esta manera” o al “eso es para el Silicon Valley, en esta empresa estamos lejos de eso”.

Considero que una mentalidad fuera de línea apunta a convertir trabajadores en emprendedores, mejor dicho, en intraemprendedores, que tengan deseos de superarse, que busquen los desafíos y disfruten del trabajo colaborativo, comprendiendo que en todo grupo de personas la totalidad de sus miembros cuentan con algún talento: todos tenemos algo que aportar al equipo. Pasa por encontrar eso que nos apasiona y emprender, hacer, teniendo recaudos pero sin miedo a equivocarse. Si el error aparece, será una parte más del desafío que al supera ese obstáculo hará valorar más el objetivo alcanzado y fortalecer al grupo.

Ahora bien, no podemos evitar una reflexión, sobre la mentira de la innovación. Muchas veces creemos que sólo gigantes como Facebook, Google o Apple son las mecas de la innovación, pero estamos subestimando a la potente capacidad disruptiva de las personas de nuestra organización. ¿Quién nos va a negar que seamos la próxima empresa en la que todo el mundo desee trabajar? ¿Por qué no podemos crear una metodología de trabajo que sea reflejo para organizaciones de todo el planeta? El único límite es la imaginación, es la mentalidad, es la actitud de innovar, de encontrar el gen 2.0. Soy un convencido de que toda organización tiene algo de 2.0 en su interior, que siempre hay una chispa que puede convertirse en llama y generar innovación. 

Antes de acuñar del término 2.0 y que se ponga tan de moda, podríamos considerar que en internet contábamos –desde lo comunicacional- con webs 1.0 en las cuales un webmaster creaba un contenido con el que no podíamos interactuar. Éramos receptores pasivos que consumíamos ese contenido (lo menciono en pasado pero en la actualidad aún se pueden encontrar webs 1.0). El 2.0 o esta segunda generación, implica mayor participación, horizontalidad, creación y viralización de contenidos. Dejamos de ser receptores pasivos, para ser emisores activos, jugando constantemente un doble juego entre consumidores y productores de mensajes. De allí que algunos autores hablen de prosumers.

Estoy convencido de que este contexto se puede encontrar en las empresas. Cuesta romper con la estructura comunicacional jurásica en la cual hay ciertas personas autorizadas a emitir mensajes y el resto sólo es un receptor pasivo. No es sencillo cambiar hacia actitudes 2.0, en las cuales comprendamos que toda organización es una construcción colectiva como en la utopía Google.  Esto modificará el mapa de relaciones, además del ejercicio del poder, ya que se está empoderando a todas las personas que hacen parte. Y esta nueva forma de mirar a la empresa no es meramente tecnológica. Si bien existen herramientas que son de gran utilidad, pasa por una actitud. Debemos orientar nuestras empresas hacia una mentalidad fuera de línea, que nos permitan comunicar bien con actitudes 2.0

¡Tu empresa puede tener una actitud 2.0 con una mentalidad fuera de línea! Descargá GRATIS nuestro e-book y encuentra experiencias de co-creación en la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Juan Pablo Freddi
Juan Pablo Freddi

Experto en innovación, Marketing Digital, Redes Sociales y transformación digital.

Últimos posts